Embarazo, ácido fólico y consumo de brócoli.

De todos es conocido que durante el embarazo la ingesta de ácido fólico es indispensable. Pero ¿cuáles son las razones para ello? La vitamina B es la implicada en el metabolismo humano. La función de este grupo de vitaminas es el de prevenir los defectos del tubo neural, es decir, aquellos problemas que puedan surgir en el cerebro o en la médula espinal. Si bien no se conoce con exactitud el modo en que el ácido fólico previene estos defectos, la mayoría de los estudios sugieren que podría deberse a que corrige las deficiencias nutricionales.

¿Deben tomar ácido fólico las embarazadas?

El ácido fólico debe ser consumido en la concepción y en las primeras 4 semanas del embarazo, ya que son estas semanas cruciales, puesto que en éstas se pueden dar  las alteraciones neuronales. Por ello, es importante tener suficiente ácido fólico en el organismo de la mujer antes del embarazo. Para ello se recomienda que lo tomen en edad fértil y/o desde dos meses antes del comienzo del embarazo hasta la semana 12 de gestación, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

En la dieta se debe incluir alimentos ricos en ácido fólico (por ejemplo: la harina, el arroz, la pasta, el pan y los cereales) y en folato, es decir, la forma natural del ácido fólico que se encuentra en algunos alimentos como son el brócoli, las verduras de hojas verdes, las legumbres y las naranjas.

Nuestro organismo absorbe aproximadamente el 50% del folato de los alimentos, mientras que llega a absorber cerca del 85% del ácido fólico presente en los alimentos enriquecidos y el 100% del ácido fólico de los suplementos vitamínicos. La cocción y el almacenamiento pueden reducir la cantidad de folato de los alimentos, por lo que es importante informarse sobre la forma más óptima de prepararlos.

Efectos del ácido fólico en el embarazo

Al menos durante el primer trimestre. A algunas embarazadas se les recomienda continuar tomando ácido fólico adicional durante todo el embarazo. Las mujeres en gestación deben producir las células sanguíneas adicionales que su cuerpo necesita durante ese período.

El ácido fólico también contribuye al rápido crecimiento de la placenta y el feto. Es necesario para producir nuevo ADN (material genético) a medida que se multiplican las células. Sin la cantidad adecuada de ácido fólico la división celular podría verse afectada y llevar al desarrollo insuficiente del feto o la placenta.

El ácido fólico es importante para la salud de todos. Cumple un papel importante en la producción de glóbulos rojos, además de que podría desempeñar un papel importante en la prevención de otros problemas de salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar