• MR.BROKO

    Blog

Blog

30
ene

Brokkoli mit Bechamelsoße

30 enero, 2014
brocoli con bechamel  

In Mr. Broko schlagen wir ein besonders einfaches und äußerst schmackhaftes Rezept vor, besonders für jene die eher abgeneigt sind gegenüber Gemüse. Genißen Sie Ihren neuesten Gaumenfreuden: Brokkoli mit Bechamelsoße.



Ingredientes

200 gramos de Mr. Broko
1 cebolla
Harina de trigo
Aceite de oliva virgen extra
Leche entera
Sal
Nuez moscada
Queso emmental rallado

Preparación

La bechamel es muy fácil de elaborar, pero para que quede en su punto es importante ser paciente. Lo primero que se hará, como siempre, es lavar bien y trocear el brócoli. Una vez escurrido, se colocará en una fuente honda y apta para horno.

El siguiente paso consistirá en elaborar una bechamel cremosa y suculenta. Para ello se pelará la cebolla y se picará bien para después rehogarla en aceite de oliva virgen extra a fuego muy lento y removiendo de vez en cuando. Cuando la cebolla esté lista, la apartaremos en un recipiente y comenzaremos a darle vida a la salsa bechamel.

La premisa esencial de una buena bechamel es verter primero el aceite de oliva al cazo o sartén donde se vaya a elaborar y, una vez caliente, añadir la cantidad de harina adecuada (en este caso unas dos cucharadas y media) y mezclarla hasta que quede una mezcla homogénea. Con este primer paso se evitarán los incómodos grumos que echan a perder cualquier salsa.

A continuación se añadirá a esa mezcla de harina y aceite un poco de leche entera mientras se remueve sin cesar con una cuchara de palo. Cuando la mezcla esté algo consistente, se añadirá más leche, y así sucesivamente. La pizca de sal y nuez moscada se añadirá en una de las veces que se añada leche. Cuanto más trabajada esté la salsa bechamel, más cremosa y menos harinosa saldrá. Sabremos que está a punto cuando adquiera una textura líquida pero espesa a la vez.

Cuando la bechamel esté lista, se mezclará con la cebolla rehogada y se verterá en la bandeja del brócoli. A continuación se espolvoreará queso rallado encima y se cocinará a 200º durante unos 15 minutos aproximadamente. Lo ideal es combinar el fuego superior e inferior del horno para que el queso quede gratinado.

 

Deja tu comentario


× zwei = 6