Cómo hacer Brócoli al microondas

brócoli y ensalada

Las prisas, el estrés, la dificultad a la hora de conciliar vida familiar y laboral o la vorágine diaria logran que en ocasiones apenas tengamos tiempo para disfrutar de un buen plato de comida casera, de una alimentación tan sana y equilibrada como quisiéramos. El siglo XXI y occidente han traído consigo inconvenientes como las ya mencionadas, pero también otro tipo de recursos con las que podemos solventar esas deficiencias.

En Mr. Broko estamos tan comprometidos con la alimentación sana y equilibrada que queremos animarte a que pruebes nuevas formas de cocinar el que apenas te robarán tiempo y que pondrán en tu mesa todas las vitaminas y propiedades beneficiosas que aporta el brócoli. ¿Quieres saber cómo?, te lo explicamos a continuación.

Cocina brócoli con microondas

El horno microondas es uno de esos inventos del siglo XX al que más partido se le puede sacar en la cocina, y ello a pesar de que en ocasiones desconocemos su gran versatilidad. Un microondas no sólo sirve para calentar, sino también para cocinar alimentos crudos, sobre todo verduras y hortalizas. A continuación te explicaremos cómo cocinar el brócoli en el microondas.

En primer lugar lava el brócoli, córtalo en trozos de tamaño adecuado para ser consumido e introdúcelo en una fuente o recipiente apto para microondas. Una vez realizado este primer paso, coge un trozo de papel de film y pónselo de tapadera a la fuente. Es muy importante que hagas bastantes agujeros a esta ‘tapadera’ de papel de film, porque de lo contrario la fuente no respirará y, en consecuencia, el alimento se quemará.

Una vez tapada la fuente con este papel especial, introduce la fuente al microondas y cocina el brócoli a potencia máxima durante unos diez minutos bajo vigilancia. El tiempo variará en dependencia de la cantidad de verdura introducida y la potencia de cada microondas. Cuando el brócoli esté turgente, estará listo para aliñar y comer.

Brócoli al vapor

Cocinar el brócoli en el microondas no sólo te ayudará a ahorrar tiempo, sino que además evitará el contacto de la hortaliza con el agua. Tal y como te hemos indicado en más de una ocasión, la cocción del brócoli tiene como consecuencia la pérdida considerable de nutrientes y vitaminas, razón por la que siempre te recomendamos cocinarla al vapor o de cualquier otra forma que no sea cocida.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar