Beneficios de los vegetales crucíferos

Los vegetales crucíferos nos aportan múltiples beneficios, sobre todo si los comemos todos los días. Con tantas vitaminas, fibra y otros esenciales nutrientes, los vegetales crucíferos destacan sobre todo porque ayudan al sistema inmune y, por tanto, favorecen la función de protegerse contra el cáncer, la diabetes tipo 2 y otras enfermedades.

Los vegetales crucíferos son…

– La arúgula, el brócoli, la col, la coliflor, berza, repollo y mostaza china, los vegetales verdes y los rábanos.

Además, estos alimentos los podemos preparar en miles de recetas para que gusten a todos, sobre todo el brócoli. No olvides que para asimilar mejor sus nutrientes es recomendable comerlos crudos o ligeramente rostizados, cuando aún están crujientes. Así que evita hervirlos demasiado..

¿Cuáles son los beneficios de los vegetales crucíferos?

 

Los vegetales crucíferos nos aportan altos beneficios para nuestro organismo por contener glucosinolatos y por provocarnos los isotiocianatos (TIC), que son potentes compuestos anticáncer. Además, los vegetales crucíferos son una fuente rica de vitamina A, K, B1 y B2. La vitamina C es muy abundante en el brócoli.

No solo nos ayudan a sentirnos bien, sino que contribuyen a que nuestro cuerpo funcione mejor en muchos otros sentidos. Por tanto, sus principales beneficios son…

  • Protegen contra el cáncer: Según un estudio realizado por el Journal of the America Dietetic Association existe un fuerte vínculo entre los vegetales crucíferos y su protección frente al cáncer en su función de ralentizar y evitar células cancerígenas especialmente en senos, pulmones, útero, colon, hígado y próstata. La reacción química beneficiosa se provoca en nuestro organismo sobre todo cuando masticamos, licuamos o cortamos los vegetales.
  • Te ayudan a sentirte más vital: Regulan la flora intestinal y, por tanto, reducen la inflamación del cuerpo, mejoran la producción de colágeno y pueden contribuir a la belleza personal.
  • Ayudan a mantener controlado el colesterol y el nivel del azúcar en la sangre.
  • Reducen riesgos de otras enfermedades: Gracias a su alto contenido de betacaroteno y calcio, contribuyen a disminuir riesgos de padecer cataratas, artritis, osteoporosis y evitan dañar al tejido para la producción y reparación de las células de tu cuerpo.
  • Mejoran tu estado de ánimo: Contribuyen a producir serotonina y dopamina.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar